Adiestramiento canino personalizado +34 661 273 665 | info@gos-a-gos.es | Facebook | Instagram

Oto

Me llamaban Guapo

Oto llegó a mi vida cuando ya contaba con un año de edad. Hermano de Truc, y al igual que él fue abandonado a su suerte con 2 mesecitos de edad.

A Oto lo encontró una familia, y Truc y yo lo encontramos a él.

Nuestra vida cambió con él. Se unió a la manada no sin mucho trabajo, pues Oto no estaba sociabilizado, y mostraba muchos signos de dominancia y tenía un carácter muy fuerte.

Así como Truc tenía más de Rough Collie que de Alaska Malamute, Oto era la antítesis. Muchas Peleas hubieron entre ellos, y entre Oto y Rex, macho Alfa de la Manada.

Era un tanto bipolar, igual estaba hiper-mega-mimoso, que de pronto se transformaba en un perro fiero al que no le gustaba que le tocaras.

Pero el tiempo lo cura todo, y pronto entendió que en esta familia la vida no era como la que tuvo en su primer año de Vida.

Durante más de 9 años, hicimos muchísimos viajes, carreras de montaña, excursiones, eventos y travesías de mochila a cuestas.

Allá donde íbamos Oto enamoraba. Le llamaban GUAPO.

Pero Oto íba más allá de su belleza, se convirtió en un perro tranquilo, equilibrado, de inestimable fidelidad, obediente y muy cariñoso.

Hoy no está, se fue con Rex y luego se les unió Truc, y algún día me uniré con ellos.

La pena que me invade, es tan grande como la alegría de haber compartido con ellos casi 10 años de mi vida y por ello solo puedo sentirme agradecida de que el destino haya sido tan bueno por habernos unido.