Adiestramiento canino personalizado +34 661 273 665 | info@gos-a-gos.es | Facebook | Instagram

Rex

Compañero incondicional

Mi fiel Rex, mi sombra mi compañero incondicional, hasta tal punto que era muy difícil poder echarle una foto en las excursiones y viajes que realizamos, pues nunca se separaba más de medio metro de mi.

Rex fue un perro de chalet, hasta que murió su compañera Yuka. Fue entonces cuando decidimos que él no iba a estar solo allí, y que se vendría a casa conmigo y con Truc.

Era más mayor que Truc y lo adoptó como su hijo, y aunque Rex no era muy juguetón, le encantaba que lo acariciara y compartir cada actividad conmigo.

Como buen Pastor Alemán, nunca me perdía de vista, y guardaba bien mis espaldas.

Rex me consolaba en los malos momentos que atravesé en aquella época, sabía cuando no estaba bien y él se ocupaba de cambiar inmediatamente mi llanto por mi sonrisa.

Trabajó mucho para que Oto se adaptara y respetara las normas de la casa, y lo hizo más que eficientemente. Oto entendió quién mandaba allí y lo aceptó.

Los 3 fueron mis preciosos chicos durante largos años. Los 3 formamos una gran familia, donde crecíamos, nos divertíamos y recorríamos juntos la vida.

La gran Huella que ha dejado, fue la huella de inicio a un nuevo futuro, donde siempre, siempre, seguirá junto a mi protegiéndome de todo mal.

Hasta luego mi pequeño gran amor, nos vemos en los sueños...